miércoles, 19 de agosto de 2020

Ibones y pico Mener (2452 m.) por el valle de Trigoniero

Ibones de Mener y los picos Negro y de la Espada
Escondido en un recóndito rincón del valle de Trigoniero se localiza un solitario circo cerrado por una agreste cresta que alberga los pequeños ibones de Mener.

Cuando pisamos la cima del pico Negro o d’Arriouère hace ya unos años, los vimos desde la distancia y los apuntamos en nuestra lista para hacerles una futura visita.

Remontamos el barranco de Trigoniero
Como aquel día, nos dirigimos a la antigua aduana hispano-francesa (1290 metros) situada a mitad de camino entre Parzán y la boca sur del túnel de Bielsa-Aragnouet

Allí encontramos un panel informativo y el inicio del conocido PR-HU-180 hacia el puerto de Trigoniero o de Moudang.

Cruzando el río Barrosa por un pequeño puente comenzamos a ganar altura con decisión por un camino de herradura que asciende con lazadas por el interior de un húmedo y frondoso bosque mixto de abetos, pinos, musgo y boj.

Barranco de Trigoniero y sierra de Liena
El sendero discurre entre antiguos bancales de cultivo y se encuentra con una canal de aguas (1395 metros) a los pocos minutos de camino.

Poco a poco nos iremos adentrando en el estético barranco de Trigoniero, cuyas aguas han horadado un estrecho y profundo valle de gran belleza y valor natural.

Remontando su margen derecha orográfica pasaremos junto a la borda Ruela (1445 metros), desde la que divisaremos a nuestra espalda las estribaciones de la sierra de Liena.

Plana del Cabo y refugio de Trigoniero
El camino cruza un canchal de rocas (1520 metros) mientras nos va mostrando los recovecos y cascadas de este barranco, muy frecuentado por los amantes de este deporte.

A la altura de los prados del Puyuel (1610 metros) veremos los efectos de un enorme alud que se llevó por delante numerosos árboles y que cruzó a la ladera opuesta del barranco.

Tras una hora y media de marcha llegaremos a una pasarela sobre el barranco de Trigoniero donde se precipita formando una bonita cascada (1860 metros).

La Munia y Robiñera
Tras cruzarla, el PR-HU-180 remonta por campas herbosas la margen izquierda del barranco en su camino hacia el cercano refugio de Trigoniero

Pero antes de entrar en la Plana del Cabo, saldremos del PR por la derecha y cruzaremos una barranquera seca (1925 metros), ganando altura fuera de sendero por una fuerte ladera herbosa en dirección E-SE.

Pronto encontraremos unos hitos y una difusa traza de senda procedente del ibón de Trigoniero (2030 metros). La seguiremos hacia el S (derecha) y nos adentraremos en un pequeño bosque de pino negro y rododendro por encima de un escarpe rocoso.

Nos vamos acercando al circo de Mener
La senda se torna clara y contornea de forma cómoda la falda del pico de la Espada, con la mirada puesta en el circo glaciar de Mener. Fuera del bosque domina la extensa tasca alpina y el matorral bajo. Unos sarrios se sorprenden de nuestra presencia. 

El sendero, agradecido en pendiente y panorámica, nos va acercando al vallecito colgado que encierra los ibones, culminado por la cresta que une los dos picos de Mener, llegando a sus aguas en poco menos de 3 horas.

El primero de los ibones de Mener
Estos ibones no son más que dos pequeñas charcas rodeadas de pastos (2265 metros) pero lo que llama la atención es su tranquila y pacífica ubicación. Si por sí sólo Trigoniero es un valle solitario y poco transitado, el de Mener lo es aún más. Y eso es lo que lo hace especial.

El acceso hasta la cima occidental es bastante lento y penoso. Inicialmente se gana altura por una pendiente herbosa sin una clara dirección para posteriormente realizar trepadas por terreno poco estable, blando y descompuesto.

El segundo y más grande
No hay hitos que guíen nuestro ascenso así que ganaremos la cumbre, tanteando los mejores y menos incómodos pasos, en una hora desde los ibones.

El Mener Occidental (2452 metros) es el punto más elevado de la cresta que separa los valles de Trigoniero y Urdiceto. Desde su modesta cima se contempla una buena panorámica.

Por detrás del cercano Mener Oriental podemos divisar el pico y el valle de Urdiceto y las imponentes puntas Suelza y Fulsa.

Mener Oriental y puntas Suelza y Fulsa
También divisamos los ibones de Mener, el puerto de Plan o de Rioumajou, la Tuca de Montarruego y la Peña Blanca o Tuquet de Cauarère, con el macizo del Posets y los Eristes como telón de fondo.

Entre las sierras de Liena y Pelada se encuentra el valle de Barrosa cerrado por el Robiñera y el macizo de La Munia, al que le sigue la muralla de Barroude con la característica silueta del Gerbats y la zona del Campbieil, Estaragne y Cap Long en la lejanía.

Robiñera, La Munia, Barrosa y sierras de Liena y Pelada
El histórico puerto Biello en el valle de Pinarra, el pico del Puerto Biello, el pic de l’Aiguillette, la Forqueta y su puerto, el Marioules y el Bataillence.

El Salcorz y el Marcatiecho, el puerto de Trigoniero o de Moudang, la Plana del Cabo, los picos del Cabo, de la Espada, Castet y Negro o d’Arriouère y la cubeta del ibón de Trigoniero.

Los solitarios ibones de Mener

En la sierra d’as Zucas podemos reconocer el Puntal de BachacoPeña Altura, el Portillón de Tella, la Pala de MontinierPuntas VerdesMonesma, las Tres Marías y La Suca. Al otro lado del collado de Añisclo destacan la Punta de las Olas y las Treserols.

Entre nubes y brumas, las sierras de Espierba y d'as Zucas
Y más al sur destacan la Peña Montañesa y los macizos de Lierga y Cotiella. Con vista, también se reconocen los modestos Pegueras y Bacibosa.

El regreso se realiza por el mismo camino.

Poco conocidos y desapercibidos para el gran público, estos ibones se emplazan en un terreno virgen y apartado de todo. Tan sólo es necesario tener ganas de descubrir nuevos lugares.

Picos Negro y de la Espada
Ruta lineal de 13’5 kilómetros de distancia con un desnivel positivo de unos 1180 metros realizada en 7 horas y sin contar paradas.

Track de Wikiloc aquí.

Sigue nuestros vídeos en nuestro Canal de Youtube.

No hay comentarios:

Publicar un comentario