lunes, 30 de marzo de 2020

Plan d'Usabas y barranco del Puerto desde Santa Elena

Plan d'Usabas, Retona de Zarrambucho y Peña Parda
Hacía ya tiempo que no pisábamos alguno de los numerosos y variados senderos de la Tierra de Biescas

Alejados de la masificación invernal del valle, la idea era remontar el barranco de Merdazero o del Puerto para llegar al bucólico Plan d’Usabas, en las faldas de la sierra de la Partacua

Para ello nos dirigimos hasta la explanada de Santa Elena (980 metros), bajo el fuerte y la ermita del mismo nombre. A este punto llegaremos siguiendo unos 4 kilómetros la carretera que se adentra en el valle de Tena desde Biescas.

Plan d'Isús o Semulustré
El recorrido comienza al otro lado del asfalto. Allí veremos unas señales de madera con indicaciones “A puerto” y hacia Yosa de Sobremonte.

Desde el inicio, la senda asciende decidida por la margen derecha del barranco del Puerto siguiendo el GR-15 por el interior de un bosque de pinos y boj, en el que también veremos ejemplares de acebo, hayas, álamos, abedules, avellanos y fresnos.

Refugio de Furcunfiecho
Los campos de San Martín se esconden tras una caseta junto al camino (1060 metros), que va separándose del barranco principal. La umbría del bosque hace rebosar de musgo la linde del sendero. Cruzaremos un barranco secundario (1150 metros) y lo remontaremos por su margen izquierda.

El pinar nos va a ir acercando al Plan d’Isús o Semulustré (1275 metros), donde la vista se abre hacia la Peña Rápita y la sierra de Tendeñera

Cordal de Burrambalo a las Peñas de Aso
Minutos antes de la hora de camino enlazaremos con una pista (1280 metros), junto a la que veremos un poste direccional. A la izquierda dejamos el GR-15 que se va hacia Yosa, continuando por la derecha “A puerto”.

Caminando por la misma encontraremos varios tramos de senda marcados con hitos que se adentran en el bosque acortando las lazadas del firme rodado en repetidas ocasiones.

Valle del barranco del Puerto
Tras el último atajo la pista vuelve a discurrir paralela al barranco del Puerto, que vadearemos más arriba (1410 metros) para seguir por su izquierda orográfica. 

La pista se retuerce ganando de nuevo altura sobre el barranco. La nieve nos impedía ver con claridad los continuos atajos, así que seguiremos por la pista. 

Una valla ganadera nos sirve de referencia de la cercanía del refugio del barranco del Puerto o de Furcunfiecho (1530 metros), al que llegamos en poco menos de 2 horas. 

Peñas Gabacha y Retona de Zarrambucho
Desde aquí el valle va ganando amplitud divisando al S-SW la sierra de Limes, compuesta por las puntas Facera, Burrambalo, Sarrataclau y las peñas de Aso.

Hacia el E divisaremos el barranco de l'Asieso, protegido por la falda sur de la sierra de Tendeñera y el cordal de Punta Puñero, el monte Sarasé hasta el collado de la Loba o puerto de Gavín

Pilón de Acumuer, Peña Gabacha y Retona
Continuamos la pista hasta que vuelve a cruzar el barranco (1570 metros). En este punto, a la derecha, encontraremos un hito que acorta por sendero una gran lazada de la misma, en esta ocasión oculto bajo la nieve.

Abriendo huella por el blanco elemento trazaremos una diagonal a media ladera hasta volver a enlazar con la pista (1650 metros). Bajo la nieve se esconden praderas herbosas donde pasta plácidamente el ganado en época estival.

Pilón de Acumuer y Peña Gabacha
Iremos ganando más panorámica hacia el fondo del valle, por donde irán apareciendo las peñas Gabacha y Petruso o Balposata escoltando el Pilón de Acumuer, por delante de la zona del Balcón de Pilatos y Peña Retona.

La pista finaliza tras vadear nuevamente el barranco (1735 metros) y por sendero se asciende hasta el Plan d’Usabas y su refugio (1825 metros).

Monte Sarasé, puerto de Gavín y Pelopín
Lugar solitario y escondido bajo las grandes moles de la sierra de la Partacua al que llegamos en poco más de 3 horas. Junto al barranco encontramos una fuente.

Detrás del refugio se alzan el pico Retona de Zarrambucho (no la mencionada Peña Retona, ubicada más al NW) y las peñas Parda y Blanca por encima de zona conocida como las Espedregueras.

Peñas Blanca y Rápita
El regreso se realiza por el mismo camino de ida, oteando los picos Erata, Pelopín y el macizo de Argualas que no habíamos podido observar horas antes.

Ruta lineal de 15 kilómetros de distancia con un desnivel positivo de 850 metros realizada en 5 horas y media sin contar paradas.

Track de Wikiloc aquí.

Sigue nuestros vídeos en nuestro Canal de Youtube.

martes, 17 de marzo de 2020

De Lafortunada a Salinas y senda de Silván de Tella

Macizos de Lierga y Cotiella
Regresamos al Sobrarbe con la finalidad de conocer la senda de Silván, recientemente acondicionada en el pintoresco caserío de Tella.

El plan de ruta es ascender a Tella desde Lafortunada por el tramo compartido entre los GR-15 y 19 para terminar descendiendo a Salinas por el GR-19. Para ello vamos a necesitar combinación de vehículos, uno lo dejaremos en Lafortunada y el otro en Salinas. 

Valle del Cinca, Nabaín, Puértolas, Guara...
A unos pasos del Centro de Salud de Lafortunada encontraremos el inicio de nuestro camino, marcado con un poste direccional (700 metros).

Sin tregua, ganamos altura con lazadas por un camino tradicional entre pinos, robles, boj y aliagas, paralelos a la tubería que desciende desde el depósito de agua del Cinca hasta la central eléctrica de Lafortunada. 

Castillo Mayor y Sestrales
En estos primeros compases veremos el pequeño núcleo de Badaín, la desembocadura del río Irués en el Cinca, el imponente macizo de Lierga y las peñas Montañesa y del Solano.

Tras media hora de camino la senda finaliza en una pista (920 metros), por la que seguiremos y desde la que reconoceremos punta Fulsa y la zona de Bachaco

Peñas Montañesa y del Solano
Llegados a un cruce de pistas sin señalizar (1020 metros) se continúa por la que asciende por la izquierda. La pista de la derecha se dirige a la ruinosa ermita de San Sebastián de Tella.

Minutos después, las marcas del GR dejan momentáneamente la pista para llegar a una bifurcación (1085 metros), donde enlazamos con el PR-HU-138 que viene de Lafortunada por sierra Campo y que finaliza en Tella.

Ermitas de Fajanillas y de la Virgen de la Peña de Tella
De vuelta en la pista, seguiremos por ella hasta el visible depósito del Cinca. Irán apareciendo el Castillo Mayor, los Sestrales, Bramapán, Nabaín, las sierras de Bolave, Guara y Ferrera y los núcleos de Santa Justa, Santa María y Puértolas.

Antes de llegar al depósito nos desviaremos por una senda (1120 metros) que pasa por su parte trasera y, entre un pasillo de carrascas, pinos y boj, va acercándose a Tella

Montinier, Portiello de Tella y Peña Altura
La panorámica se despeja hacia la Bal de Chistau divisando las puntas Suelza, Pegueras, Bacibosa, Maristás, l’Orbar y la cresta formada por El Yerri, Barbarisa y las Agujas del Sen, así como parte del macizo del Posets.

Hacia el macizo de Cotiella sobresalen las peñas del reloj, la punta Es Litás y los Mobisones por encima de la collada Mataire.

Descenso por el pinar de la Suert
La senda llega a la colladeta Luelo (1250 metros) donde encontramos multitud de lajas de piedra y los restos de una borda, desde donde ya veremos la sierra d’as Zucas con la Pala de Montinier, las puntas de Monesma y el Portillón de Tella.

Próximos a Tella, rodearemos el modesto Tozal de San Pelaire y reconoceremos dos de sus ermitas, la de Fajanillas y la de la Virgen de la Peña

Valle del Cinca, Suelza, Maristás, Bacibosa y Pegueras
Junto a una nave (1315 metros) la senda enlaza brevemente con una pista hasta encontrar de nuevo el sendero. A esta nave regresaremos más adelante después de realizar la senda de Silván.

De momento seguiremos por los GR-PR pero, cuando volvamos a conectar con la pista escasos metros después, los dejaremos para seguir la misma en dirección opuesta (derecha) hacia la marcada senda, cuando llevamos una hora y 45 minutos de marcha.

Valle del Cinca desde el saliente rocoso
Esta ruta es una inmersión en el terreno abrupto, salvaje y peligroso en el que las gentes de Tella tenían que buscar su sustento.

Guiados por marcas de pintura roja, iremos descendiendo por el pinar de la Suert para sobrevolar el congosto de las Devotas, viendo desde lo alto el curso del Cinca y el camino del Canal procedentes de Bielsa.

También veremos el núcleo de San Marcial, así como Peña Altura y el Puntal de Bachaco, límites más orientales de la sierra d’as Zucas.

Cornisas aéreas en la senda de Silván
La senda recorre a media ladera y en dirección S, con continuos sube y bajas, una repisa boscosa denominada las Faixas. Tras media hora pasaremos junto a un saliente rocoso que hace de mirador (1130 metros). Buen lugar para un descanso.

Poco después comienza el tramo más bonito del recorrido, con pasos estrechos y aéreos junto a los vertiginosos cortados que se desploman hacia el fondo del valle. Varios pasamanos hacen que vayamos más seguros. Zonas expuestas no recomendadas para personas con vértigo.

Cuevas junto a la senda de Silván
Hasta los años 70, estas Faixas eran utilizadas para los aprovechamientos de madera, pastos para las cabras, para caza y como acceso al congosto de las Devotas.

Entre boj y carrascas iremos contorneando estas agrestes paredes hasta llegar a unos carteles de madera junto a la cueva de la Tosca (1030 metros) en poco más de 45 minutos desde el mirador.

Esta cueva es un abrigo rocoso natural antaño utilizado para trabajar y almacenar la madera con el fin de acarrear hasta el pueblo menos volumen y peso. Inscripciones talladas en sus paredes atestiguan la frecuencia humana.

A unos metros de la senda, la cueva de la Tosca
En este punto, el camino gira bruscamente hacia el N para cambiar a una repisa conocida como Lo Silbán, que se extiende desde esta cueva hasta el paso de Silván, situado más arriba.

Por firme descompuesto e incómodo iremos ganando altura divisando varias vías de escalada. A pie de senda se encuentran otras cavidades más pequeñas aprovechadas por animales y hombres.

Repisa Lo Silbán
Rodeados de boj llegaremos a un panel informativo (1120 metros) que nos cuenta la historia de este personaje tan temido en Tella y el lugar donde tenía su guarida, la cual tapaba con estacas de madera. 

En escasos minutos estaremos ante el mencionado paso de Silbán (1205 metros), un resalte rocoso equipado con cadenas y grapas que hemos de superar para alcanzar el rellano superior.

Paso de Silván
Ascendiendo por un pasillo entre erizón y boj se alcanza un campo vallado, donde enlazaremos con una pista que nos guía hasta una bifurcación (1300 metros). Seguiremos recto (derecha), dejando a la izquierda la pista que desciende hasta el depósito de aguas del Cinca.

Esta nueva pista nos devuelve a la mencionada nave en la que nos hemos desviado para coger la senda de Silván, cuya circular nos ha llevado 2 horas.

Montinier, Peña Altura y Puntal de Bachaco
Otearemos La Valle de Escuaín con las Tres Marías, puntas Verdes, sierra Custodia y el Tobacor por detrás de Cuello Viceto y parte del cordal hasta Cuello Ratón, destacando los tozales de San Vicenda y de O Basón.

Una vez en la nave, ahora sí, retomaremos el PR-HU-138 y los GR-15 y 19 hacia Tella. Al entrar en su caserío dejaremos a la izquierda el PR-HU-39 que se dirige a Cortalaviña y Hospital de Tella.

La Valle. Cuello Viceto y sierra d'as Zucas
Con un breve callejeo llegaremos a la iglesia parroquial de San Martín (s. XVI), donde comienza la siempre transitada circular a las ermitas de Tella (1340 metros).

Para poner rumbo a Salinas hemos de seguir ambos GR por la carretera de acceso al pueblo, atajando por sendero una lazada de la misma, con visión de La Valle y de las Treserols.

Macizo de Lierga y peñas Montañesa y del Solano
En las proximidades del dolmen de Tella, los GR se separan (1245 metros). El GR-15 se va hacia Arinzué y Escuaín, mientras que el GR-19 nos conducirá hacia Salinas y Bielsa por el Portiello. En este tramo también veremos indicaciones del PR-HU-137 que comunica Tella y Bielsa por el Canal del Cinca.

Pasaremos junto a un abrevadero y llanearemos unos minutos por pista. Encontraremos una bifurcación, en la que seguiremos por la derecha hasta llegar a un cruce (1250 metros), donde continuaremos por el GR-19 hacia Salinas dejando el GR-19.1 que se dirige al Portiello de Tella.

Llegando a Tella
Ya por sendero, caminaremos entre boj observando el atardecer sobre las cumbres aledañas y perdiendo altura por un bosque de pinos y robles.

Encontraremos una pequeña presa en el barranco de la Sarra (1140 metros), junto a la que enlazaremos con el PR-HU-137 que se dirige a Bielsa por el Canal. Este PR y el GR-19 comparten sendero unos instantes. 

Tella. Iglesia de San Martín
Nos toparemos con el Canal del Cinca antes de decir adiós definitivamente al PR-HU-137, que sigue en dirección Bielsa. Comenzaremos entonces el descenso a Salinas siguiendo el GR por un bosque de pinos, quejigos y boj.

Media hora después pasaremos junto un abrevadero y una construcción de la central eléctrica de San Marcial (900 metros) antes de llegar a la carretera, que cruzaremos para finalizar la ruta en el núcleo de Salinas (800 metros).

Descendiendo a Salinas con el macizo de Cotiella
Ruta parte lineal y parte circular de 15 kilómetros de distancia con un desnivel positivo de unos 1050 metros realizada en 5 horas y media sin contar paradas.

Track de Wikiloc aquí.

Sigue nuestros vídeos en nuestro Canal de Youtube.




miércoles, 12 de febrero de 2020

Refugio de Foratarruego desde Revilla

Refugio de Foratarruego y Tres Marías
Hacía ya mucho tiempo de nuestra última visita al sector de Escuaín, el más desconocido de los que componen el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Esta vez nuestro objetivo era llegar hasta el refugio de Foratarruego (1950 metros), ubicado en un recóndito lugar sobre la garganta del Yaga, a los pies de la sierra d’as Zucas y frente al Castillo Mayor.

Revilla. Iglesia parroquial de San Félix
Nos desplazamos hasta el pueblo de Revilla. Para llegar hasta aquí hemos de tomar en Aínsa la carretera en dirección Bielsa y, a la salida de Hospital de Tella, desviarnos a la izquierda.

Tras poco más de 10 kilómetros de curvas y habiendo dejado atrás el desvío a Tella estaremos ante este reducido núcleo.

El Castillo Mayor se alza imponente
Aparcamos en el ensanche de la curva cerrada (1210 metros) que da acceso a su única calle, junto a unos paneles informativos y el inicio del sendero hacia sus conocidos miradores.

Son varias veces las que hemos comenzado nuestras andaduras aquí y aún no nos habíamos adentrado en su caserío. Qué mejor ocasión que ésta para recorrer el pueblo en busca del marcado sendero que nos guiará hasta el refugio.

Cascada del barranco Angonés
La paz y el silencio nos contagian mientras paseamos. Casas rehabilitadas y la iglesia de San Félix (s. XVI) es lo más llamativo que encontramos. Próximo a la parroquial es donde comienza nuestra senda.

En un primer tramo, el camino coincide con el que se dirige al puente de los Mallos y va ganando altura sobre el pueblo por un pasillo rodeado de boj y erizón. Mientras, nuestros ojos son atraídos por la imponente pared norte del Castillo Mayor

Al salir del bosque ya se ve el refugio
Pronto dejaremos a la derecha el desvío hacia la parte superior del barranco Consusa (1290 metros) para caminar por un lapiaz de caliza. A nuestra espalda comenzaremos a ver el macizo de Cotiella y sus peñas del reloj, Punta Lierga, la Peña Montañesa y el Puntón de las Brujas de Tella.

Una pasarela salva el barranco Consusa antes de llegar, en media hora de camino, a una bifurcación (1375 metros), en la que seguiremos las indicaciones hacia La Valle y Foratarruego dejando a la izquierda el sendero que conduce a los miradores de Revilla, por el que regresaremos más adelante.

Circo de Gurrundué y sierra d'as Zucas
Muros de piedra delimitan antiguos campos de cultivo. Al adentrarnos en la umbría del barranco Angonés encontraremos varios carteles que nos informan de que entramos en los dominios del Parque Nacional y un abrigo rocoso. 

Poco después se cruza este barranco por otra pasarela, donde nos detendremos unos minutos para contemplar sus escarpadas paredes y escuchar el rugir de su bonita cascada.

La Valle, Tozal d'O Basón, Forqueta Sorripas y Sestrales
Nada más pasar a su margen derecha tendremos un nuevo poste indicador (1380 metros). A la izquierda se queda el sendero hacia el puente de los Mallos, La Valle, Gurrundué Medio y Escuaín, siguiendo nosotros hacia Foratarruego y el puerto de Revilla.

A partir de aquí la pendiente aumenta y nos adentraremos en un bosque de pinos y boj, con algún ejemplar de tejo y avellano. Cuando la espesura del pinar nos lo permite, divisaremos el cordal herboso que comunica los cuellos Ratón y Viceto.

Sierra Custodia y Tobacor tras Cuello Viceto
Un pequeño tramo empedrado junto a la Canal del Puerto y llegaremos, en hora y media, a otro cruce (1615 metros). En esta ocasión, dejaremos a la izquierda el camino hacia La Bocera y Gurrundué Medio.

Seguiremos ganando altura por el pinar hasta salir del bosque y alcanzar unas praderas (1840 metros). A nuestra derecha tendremos una pared rocosa en cuya parte superior se esconde el refugio de Foratarruego.

La Valle, Castillo Mayor, Peña Montañesa, Cotiella...
La senda va remontando las campas hasta llegar, tras 2 horas y cuarto, a los cortados que se precipitan vertiginosos hacia el circo de Gurrundué (1960 metros). Buen lugar para descansar y contemplar el vuelo silencioso de algún quebrantahuesos.

Las Tres Marías dominan la sierra d’as Zucas y por encima de este circo veremos la Punta Monesma y la cresta que la separa de Puntas Verdes.

Paredes del barranco Angonés
Hacia el sur el Castillo Mayor, los Sestrales, el MondotoBramapán, Escuaín, La Valle y el cordal desde Cuello Ratón a Cuello Viceto compuesto por los tozales de San Martín, Cachifolluso, O’Basón, San Vicenda y la Forqueta Sorripas.

Más alejada distinguimos la sierra de Guara y mirando hacia Ordesa se reconocen el Pueyo de Mondicieto y el Tobacor, que sobresale por detrás de sierra Custodia.

La Valle. El refugio marcado con flecha
En el macizo de Cotiella distinguimos la punta Es Litás, la Peña la Una, el Monticiello y las Agujas de Lavasar, la cresta de Armeña, los Mobisones, Cotiella, la Punta de las Neiss y la Ereta de las Brujas.

Mirando al valle del Cinca otearemos Punta Lierga, la sierra Ferrera y Peña Montañesa, la Peña del Solano y el Puntón de las Brujas.

Surgencia del Yaga desde miradores de Revilla
Nos acercaremos al refugio, bastante limpio y en buenas condiciones. En su interior vemos un cartel de no refugiarse en caso de tormenta eléctrica.

El regreso se realiza por el mismo camino hasta llegar al cruce donde nos desviaremos hacia los miradores de Revilla (1375 metros) en poco más de hora y media.

Circo y barranco de Angonés desde miradores de Revilla
Entre boj, erizón y pinos iremos perdiendo altura, facilitado además por varios tramos de escalones de madera. Disfrutaremos de los últimos rayos de sol hasta verlo desaparecer por detrás de las paredes del Castillo Mayor.

Un desvío señalizado (1250 metros) nos llevará a dos miradores, en los límites del Parque Nacional, a los que llegamos en unos 20 minutos. Desde el primero (1240 metros) veremos el circo de Angonés y la surgencia del Yaga e, incluso, el refugio de Foratarruego. 

El Yaga se abre paso por la Garganta de Escuaín
Muy cerca se encuentra el segundo (1235 metros), colgado sobre la profunda y abrupta Garganta de Escuaín, frente al pueblo y los miradores del mismo nombre.

Volviendo al desvío anterior, pondremos rumbo a Revilla pasando por un tercer mirador y por las ruinas de la ermita rupestre de San Lorién (1230 metros), ubicada en un escarpe rocoso y cuyos orígenes parecen remontarse al s. XI.

Grabados en San Lorién
Su principal particularidad es la cantidad de enigmáticos grabados que podemos encontrar tallados en la roca. Se cree que son manifestaciones populares de carácter religioso que quizá comenzaron a realizarse en el s. XVI y siguieron hasta bien entrado el XIX.

Veremos también la curiosa Peña la Feixa, tradicionalmente conocida como la Peña del Teléfono, a la que acudían los vecinos de Revilla para comunicarse a voces con los de Escuaín.

Atardecer sobre Lierga y el macizo de Cotiella
Con cálidas luces sobre el macizo de Cotiella y divisando los núcleos de Lamiana y Estaroniello, volveremos a cruzar el barranco Consusa para poner fin a un recorrido solitario y de una belleza paisajística envidiable.

Ruta parte lineal y parte circular de 13 kilómetros con un desnivel positivo de unos 800 metros realizada en 4 horas y media sin contar paradas.

Track de Wikiloc aquí.

Sigue nuestros vídeos en nuestro Canal de Youtube.

jueves, 30 de enero de 2020

Muro de Roda y ermita de San Salvador desde Aluján

Fortaleza de Muro de Roda
La Fueva nunca defrauda. Ya son varios los recorridos que hemos hecho por este valle y nos sigue sorprendiendo como la primera vez.

En esta ocasión nos desplazamos hasta Aluján (700 metros), pequeño núcleo situado a un par de kilómetros de Tierrantona, en el que destaca sobremanera el conjunto arquitectónico de Casa Mur, que se remonta a finales del siglo XV.

Casa Mur de Aluján
Aparcamos junto a ella y con frío y una espesa niebla iniciamos la marcha desandando unos metros la carretera de acceso al pueblo.

Veremos a la izquierda indicaciones hacia la ermita de San Salvador y un sendero que se dirige a Charo, frente a un pequeño ensanche donde también podemos estacionar. 

Rodeada de robles, pinos, enebro y boj la senda va ganando altura dejándonos ver las siluetas del Turbón y de la sierra de Campanué entre la niebla, que poco a poco se iba quedando cada vez más abajo.

Siluetas del Turbón y de la sierra de Campanué
Pasaremos junto a una inclinada pared rocosa y conforme avancemos irá apareciendo la sierra Ferrera y el macizo de Cotiella. Por detrás de nosotros se reconocen el Tozal de Salinas y el de Palo, con sus visibles antenas.

Frente a Charo, el camino flanquea un barranco de margas que cruzaremos para ascender por un firme más descompuesto y llegar a una bifurcación (800 metros), desde la que tendremos una buena panorámica del valle.

Aparece Charo. Cotiella detrás de sierra Ferrera
Dejaremos entonces el camino hacia Charo para seguir las indicaciones hacia San Roque y San Salvador. Continuaremos ganando altura por el interior del bosque, viendo emerger entre la niebla el caserío de Morillo de Monclús.

En una hora de camino se llega a un nuevo cruce (895 metros) en el que nos desviaremos hacia la ermita de San Salvador, dejando para más tarde el camino hacia San Roque y Cuellos Pins.

Tozales de Salinas y de Palo
Por el pinar iremos remontando el lomo del altozano donde se asienta esta ermita (990 metros), desde la que gozamos de unas vistas de impresión. Hasta aquí llega el camino que hemos dejado al salir de Aluján y la pista procedente de Charo.

La niebla nos dejaba ver la Peña Montañesa, Capramonte, Nabaín, Bramapán, el Mondoto, los Sestrales, el Castillo Mayor y las sierras de Tendeñera y de la Partacua, sin olvidarnos de la Peña Canciás, Pumariello y las sierras de Galardón, Guara, Bolave, Bruello, Gerbe y Arro.

Ermita de San Salvador
A lo lejos divisamos la línea pirenaica de Ordesa con Mondarruego, los Gabietos, el Taillón, el Dedo, la Falsa Brecha, Bazillac, la Brecha de Rolando, el Casco, los picos de Marboré, las Treserols, la Punta de las Olas, el Gallinero, el Tobacor, Punta Acuta, la sierra Custodia, el Pueyo de Mondicieto, el collado de Añisclo, La Suca y la María más occidental, la Punchuda.

La Fueva desde San Salvador
Núcleos como Charo, Rañín, El Humo de Rañín, Lascorz, Arro, Fosado, La Mula, La Muera, El Plano, el Monasterio de San Victorián, Oncins, Los Molinos, Fuendecampo, Atiart, San Juan de Toledo, Samper, La Cabezonada, Lacort, Muro de Roda, Sosiad, San Vicente de Labuerda, Guaso, Sieste y Silves también son visibles desde la ermita.

Regresaremos sobre nuestros pasos hasta el cruce de caminos anterior y, ahora sí, tomamos el desvío hacia San Roque y Cuellos Pins. 

Peña Montañesa y Treserols
A escasos metros hallaremos una nueva bifurcación (890 metros) en la que seguiremos hacia Aluján, Arro y Muro por Cuellos Pins. A la izquierda se queda la senda que se dirige hacia San Roque y Aluján por pista.

Oteando en lo alto la fortaleza de Muro de Roda iremos perdiendo altura por el pinar. Tras 2 horas de marcha, llegaremos a un estrecho paso de margas (840 metros) donde prestaremos atención a posibles resbalones. 

Nabaín, Sestrales, Mondoto y Treserols
Se continúa descendiendo hasta un nuevo desvío, en el que dejaremos el camino hacia Aluján para seguir hacia Muro y Arro.

Al llegar a Cuellos Pins (760 metros) hallaremos otro cruce. Esta vez seguimos hacia El Pamporciello y San Vicente, dejando a la derecha la senda hacia Arro y Aínsa.

Tras ello, llanearemos un rato por un agradable camino hasta enlazar con la pista que asciende a Muro desde Tierrantona (780 metros), a la altura de la ermita de San Vicente y la senda hacia la aldea de Fumanal.

Sierra Ferrera, Cotiella y Fueva Alta
Por esta pista discurre el GR-1 y, caminando por ella, iremos encontrando desvíos señalizados. El primero de ellos es el desvío hacia Humo de Muro y Palo pasando por Fumanal, que dejaremos a la izquierda siguiendo nosotros la pista hacia Muro y Griébal.

Muy cerca de este desvío encontraremos una bifurcación de pistas (810 metros). A la derecha se queda la pista por la que el GR-19 se dirige a Arasanz y Griébal y, a la izquierda, la que asciende hasta Muro de Roda. Nosotros no seguiremos ninguna, sino que cogeremos un sendero hacia Muro que se inicia junto a esta señalización.

Ermita de San Vicente
Esta senda va atajando algunas lazadas de la pista, con la que nos juntaremos en varias ocasiones. Pasa junto a la fuente de Muro y la ermita de San Bartolomé y alcanza la fortaleza (1010 metros) tras 3 horas y media de camino.

Ya disipada por completo la niebla del comienzo, disfrutamos aún más si cabe de la excelencia de las vistas de este magnífico enclave sobrarbense.

Llegada a Muro de Roda
Desde su posición divisamos la ermita de San Salvador de Charo y núcleos de La Fueva que antes no veíamos como Tierrantona, Aluján, Alueza, Buetas, SolipueyoFormigales y Troncedo

Con buena vista, entre la vegetación de la sierra de Campanué se pueden reconocer los despoblados de Solanilla y Lavilla y, por delante del Turbón, ya en la vecina Ribagorza, se intuyen las sierras Calva y del Cervín.

Luces cálidas en el embalse de Mediano
Veremos toda la línea pirenaica, el embalse de Mediano y el castillo de Samitier, la sierra Coronas, el cerro de San Miguel de Coscojuela, la iglesia de Plampalacios y Morillo de Tou con su Cerro Cotón.

También los despoblados de La Capana y La Lecina y poblaciones como Santa María de Buil, Camporrotuno, Aínsa, Guaso, Boltaña, Margudgued, Puértolas y Bestué.

Interior de la fortaleza de Muro de Roda
Como ya comentamos, Muro de Roda ocupó la extensa plataforma de un tozal entre el valle del Cinca y La Fueva, comunicado visualmente con otros castillos.

En sus inicios fue llamado Muro Mayor, hasta que Ramiro II el Monje donó la villa y su iglesia a la catedral de Roda de Isábena en el año 1135.

Hasta la década de 1960, Muro de Roda fue la cabeza de un municipio formado por aldeas y casas dispersas. Su conjunto monumental lo componen las murallas, la iglesia de la Asunción y las ermitas de Santa Bárbara y San Bartolomé, siendo declarado Monumento Histórico Artístico en 1979.

Municipios de La Fueva desde Muro de Roda
El perímetro amurallado data del siglo XI y en su interior se encuentra el cementerio. En su extremo norte se alza la iglesia parroquial de la Asunción, del siglo XII con reformas posteriores. En el extremo opuesto encontramos la pequeña ermita de Santa Bárbara, del siglo XVI.

Coetánea de la fortaleza pero ubicada fuera de la muralla encontramos la ermita de San Bartolomé (siglo XI), integrada en las instalaciones concejiles que se añadieron a partir del siglo XVI, junto con la escuela y la casa del maestro.

Ermita de San Bartolomé y línea pirenaica
También fuera de la fortaleza podemos ver senderos hacia los despoblados de La Corona, Lecina de Cinca o el ya conocido camino a Ministirio y la ermita de San Cristóbal.

Iniciamos el regreso a Aluján por el mismo camino hasta la ermita de San Vicente. Una vez en ella, continuaremos descendiendo por la pista y el GR-1 dejando a la derecha el desvío hacia las cercanas ruinas del despoblado de El Pamporciello (755 metros). 

Caserío de El Plano
Pasaremos por la casona de El Plano (670 metros), que fue el núcleo más pequeño de los que estuvieron bajo la vigilancia y amparo de Muro de Roda

Sus grandes dimensiones nos hacen ver la importancia que tuvo en el valle, ya que durante varios años albergó el ayuntamiento de Muro una vez que cerró el de la fortaleza. 

Pocos metros después llegaremos a un cruce de pistas (655 metros). La de la derecha nos llevaría a Tierrantona y la de la izquierda es la que, entre extensos campos de cultivo, nos devuelve a Aluján tras una hora y cuarto desde Muro de Roda.

Atardecer sobre el macizo de Cotiella
Ruta circular de 15 kilómetros con un desnivel positivo acumulado de unos 650 metros realizada en 5 horas sin contar paradas.

Track de Wikiloc aquí.

Sigue nuestros vídeos en nuestro Canal de Youtube.