miércoles, 24 de mayo de 2017

La Forquiella (2153 m.) y Tozal de Selba Plana (2167 m.) desde San Juan de Toledo

Treserols y Castillo Mayor desde sierra Ferrera
Hace unos días nos acercamos al valle de La Fueva para realizar una espectacular y entretenida circular por la sierra Ferrera.

Esta larga sierra es conocida sobre todo por su punto culminante, la Peña Montañesa, pasando casi desapercibido el resto de su extenso cordal.

El punto de inicio se encuentra en la población de San Juan de Toledo (905 metros). Para llegar hasta allí, hemos de dirigirnos desde Aínsa hacia Campo y, a la altura de Fuendecampo, desviarnos hacia Atiart por una estrecha carretera. Pasado este núcleo, llegaremos a San Juan en un par de kilómetros.

Ganando metros sobre San Juan de Toledo
Dejamos el coche junto a la joya artística de este pequeño pueblo, la iglesia de San Juan Bautista (s. XI-XII) de estilo románico lombardo, y seguiremos las indicaciones del PR-HU-139 hacia el Collado del Santo y la Espluca Escala, dejando a la derecha el PR-HU-191 que se dirige a La Cabezonada.

Una estaca de madera nos introduce en un sendero que deja a la izquierda una pista de acceso a una finca particular. Los primeros metros se rodean de un paisaje de margas hasta cruzar el barranco de la Trabiasa (885 metros).

Cueva de la Espluca Escala
Pronto nos adentraremos en un frondoso bosque de carrascas, robles y abundante musgo, en ocasiones rodeados de muros de piedra, por el que comenzaremos a ganar altura de forma constante por terreno rocoso.

Ascenderemos por la falda del Tozal de las Natas, en cuya cima se encuentra la ermita de San Esteban (s. XVIII), paralelos al curso de un barranco que cruzaremos en varias ocasiones.

Poco a poco, iremos acercándonos a la base de los paredones verticales de la sierra Ferrera. Al salir del bosque la panorámica se abre hacia el sur contemplando toda La Fueva, el embalse de Mediano y la sierra de Guara al fondo.

Llegando el refugio de La Soma de La Estiva
La vegetación cambia de forma radical apareciendo el boj, las aliagas y el erizón. Llegaremos a una señal de madera que indica la cueva de la Espluca Escala, que veremos desde la distancia.

Después de haber superado la pared rocosa llegaremos a un desvío señalizado (1430 metros) en el que dejaremos el PR para continuar hacia el visible refugio de La Soma de la Estiva.

Este nuevo sendero se encuentra en algunos puntos vestido por el erizón pero no ofrece posibilidad de pérdida si tenemos como referencia el rehabilitado refugio. Algunos hitos dispersos nos ayudarán a mantener el camino correcto.

Desde el refugio ya vemos el collado
Metros por encima de nosotros, rompiendo la estética de la sierra, veremos una pista procedente de La Cabezonada con la que enlazaremos poco antes de llegar al refugio, al que llegamos tras dos horas y media de camino.

En las proximidades del refugio aparecerán grandes zonas de pastos entre masas de erizón y boj. Estamos en La Estiva, a 1730 metros de altura. Reponemos fuerzas y disfrutamos en silencio de las vistas junto a un abrevadero.

Ganando altura hacia el collado. Al fondo, el Turbón
Desde el refugio tenemos dos alternativas. Una es continuar la pista y enlazar después con un sendero que llanea hasta comenzar el descenso hacia San Juan. La otra, ascender a lo alto de la sierra Ferrera y crestear por ella para después descender por el mencionado sendero.

Elegimos la segunda opción y comenzamos a ascender campo a través en dirección noroeste hacia un visible collado que queda entre los picos de La Estiva y La Forquiella.

Macizo de Cotiella desde la cresta
Inicialmente por terreno de pastos herbosos alternado con masas de erizón, boj y algún ejemplar disperso de pino, ganaremos altura de forma rápida y cómoda. Al este, veremos aparecer la mole del Turbón por encima del cordal de la sierra.

El ascenso se volverá más rocoso, teniendo que sortear una pedrera y realizar una pequeña trepada sin dificultad para llegar al collado (2090 metros) en 45 minutos, donde nos recibe al norte el imponente el macizo de Cotiella.

Tozal de Selba Plana y peñas Montañesa y del Solano
Para ganar la cresta debemos de bordear una pared rocosa por el norte hasta auparnos al cordal y alcanzar la cima de La Forquiella (2153 metros). A partir de aquí, disfrutaremos de una sencilla cresta caliza, en ocasiones aérea, con unas vistas alucinantes allá donde pongamos la mirada.

Alternaremos pequeñas subidas y bajadas con alguna zona donde apoyaremos las manos hasta llegar a la antena del Tozal de Selba Plana (2167 metros) tras 4 horas y cuarto de camino. 

Cresta de la sierra Ferrera
Al norte bajo nuestros pies, los frondosos bosques del valle de Viu rodean el collado y el refugio de Cullivert, empequeñecidos por el circo rocoso que se desprende de la cara sur de Cotiella.

Por este circo el barranco de los Neis se abre paso virando al oeste para formar el barranco de Garona, que vertirá sus aguas al río Irués en las proximidades del Chorro Fornos.

Divisaremos La Collada separando la Peña del Solano y la Montañesa, así como Punta Lierga, los Sestrales, NabaínBramapán, el Tozal de San Miguel, el Castillo Mayor, las puntas Suelza y Fulsa, Robiñera, La Munia y la sierra d’as Zucas.

La Fueva, Campanué y Puerto de Foradada
También el sector ordesano con los Gabietos, Mondarruego, el Taillón, el Casco, los picos de Marboré, el Tobacor, Punta Acuta, sierra Custodia y Mondicieto, los Astazus, las Tres Marías y las Treserols.

Al sur destacan las peñas Canciás y Oroel, el Tozal y el Cabezo de Guara y al noroeste la sierra de Tendeñera, el pico Otal, Toronzué, el Midi d’Ossau, Collarada y las peñas Telera y Retona en la sierra de la Partacua.

La Estiva desde la cresta
Al noreste, la zona del Parque Natural Posets-Maladeta aparece lejana, con sus tresmiles más famosos sobresaliendo sobre los demás por detrás de la sierra de Sis y el Turbón.

En las llanuras de La Fueva podemos distinguir los núcleos de Fosado, Los Molinos, Fuendecampo, Arro, Gerbe, Atiart, San Juan de Toledo, Samper, La Cabezonada, Lacort, Alueza, Rañín, Solipueyo, Buetas, Tierrantona, Aluján, Charo, Palo y la fortaleza de Muro de Roda.

Robiñera y La Munia por detrás de Punta Lierga
Otearemos también el castillo de Samitier y los núcleos de Aínsa, El Pueyo de Araguás, Labuerda, Morillo de Tou y Torreciudad, así como los embalses de El Grado y Mediano, las riberas del Ara y del Cinca y las sierras de la Partara y de Morillo.

Desde el Tozal de Selba Plana tendremos que retroceder unos 150 metros por la cresta hasta comenzar el descenso a La Estiva campo a través. El terreno, inicialmente rocoso, se va convirtiendo en pastos a medida que vamos perdiendo altura.

Valle de Viu. Refugio de Cullivert y barranco de los Neis
En poco menos de una hora estaremos en los prados de La Estiva, por donde llanearemos en dirección oeste hasta encontrar el sendero de bajada. El inicio de este tramo es bastante difuso encontrándose el sendero oculto por el erizón y el boj. 

Iremos contorneando el relieve de la sierra y bordeando alguna barranquera a medida que el sendero se va despejando, disfrutando de las vistas hacia los abruptos resaltes de la sierra.

Nos encontraremos con una cabaña en ruinas (1715 metros) a los pies de la Peña Madrid y, minutos después, tendremos que estar atentos para tomar un sendero marcado con un hito (1685 metros) que abandona la faja de La Estiva para descender por el interior de un denso bosque de carrascas y robles.

Llaneando por La Estiva. Al fondo, Mediano
Tras más de una hora de descenso enlazaremos con el PR-HU-139 procedente del Monasterio de San Victorián (1060 metros), punto donde podremos desviarnos a la cercana cueva de la Espluca d’o Forato.

Ya en dirección este siguiendo las marcas del PR, cruzaremos los barrancos Cequials y Fosado y recorreremos una zona de margas y boj. Posteriormente, cruzaremos el barranco Forquiella y enlazaremos por momentos con la pista procedente de Atiart (940 metros).

Llegando a San Juan. Carretera hacia Campo
El sendero discurre paralelo a la pista unos metros por encima de ella entre boj, aliagas y enebro. Las cálidas luces del atardecer realzan las llanuras de La Fueva y la sierra de Campanué.

Conforme nos vamos acercando a San Juan van apareciendo muros de piedra a ambos lados del camino, entrando en el pequeño caserío por un bonito pasadizo donde encontramos los lavaderos y una antigua prensa de vino.

San Juan de Toledo. Iglesia de San Juan Bautista
Últimos metros por carretera y habremos llegado de nuevo a la iglesia, que merece una visita obligada por sus alrededores.

Ruta circular de 15’5 kilómetros de distancia y un desnivel positivo acumulado de unos 1400 metros realizada en poco más de 8 horas sin contar paradas.

Track de Wikiloc aquí.

Sigue nuestros vídeos en nuestro Canal de Youtube y nuestra amplia galería fotográfica en Pinterest

martes, 16 de mayo de 2017

Del Puen Pecadó al Puen del Molín

Puen Pecadó
Regresamos a la Bal de Chistau para realizar un corto y sencillo paseo circular por el sendero S-7 del Parque Natural Posets-Maladeta, que coincide en parte de su trazado con el PR-HU-115 y el GR-19. 

Este itinerario recorre toda la ribera del río Zinqueta desde el Puen Pecadó hasta las bordas de Viadós, donde continúa su trayecto hasta el Puen de la Ribereta sobre el río Zinqueta Añes Cruces.

Tiene un total de 13 kilómetros de ida divididos en 6 tramos, pudiéndose realizar cada uno de ellos de forma individual al presentar todos ellos una opción circular de regreso al punto de inicio.

Margen izquierda del Zinqueta
En esta ocasión vamos a realizar sólo el primer tramo, ascendiendo por la margen izquierda del Zinqueta desde el Puen Pecadó hasta el Puen del Molín, el cual cruzaremos para regresar por la margen derecha hasta el punto de partida.

Saldremos de San Juan de Plan por la carretera en dirección Gistaín y, tras recorrer poco más de un kilómetro, encontraremos una pista forestal a la derecha junto a un pequeño aparcamiento y unos paneles informativos de la ruta (1210 metros).

Campos primaverales junto al Zinqueta
A los pocos metros, la pista se convierte en un sendero que desciende hasta el puente de los Pecadores o Puen Pecadó (1190 metros), ubicado a unos impresionantes 50 metros de altura sobre un estrechamiento del Zinqueta.

Según cuentan, desde este puente cargado de leyendas e historias arrojaban a los pecadores y condenados cuando la justicia se dirimía así entre las gentes del valle.

Desde muy antiguo fue el único paso estable entre las dos orillas del río y se utilizaba para ir a los campos de la ribera opuesta cuando las riadas destruían las pasarelas cerca de los pueblos. También lo usaron los trabajadores de las antiguas minas de cobalto durante el siglo XVIII.

Borda en precario estado
Junto al puente se alza un grupo de unos 10 ejemplares de tilo. Son las llamadas telleras del Puen Pecadó, notables por su altura y corpulencia y catalogadas dentro de la Guía de árboles monumentales y singulares de Aragón

Tras cruzar el puente llegaremos a un cruce direccional en el que dejaremos a la derecha el ramal del PR-HU-115 que asciende al ibón del Sen por el camino de l’Engrota o que regresa a San Juan de Plan.

Seguiremos el S-7 en dirección al Puen del Molín y Viadós remontando suavemente la margen izquierda del río por el sendero temático de l’Ausera

Bordas en la margen derecha del Zinqueta
Durante el recorrido iremos observando y conociendo mediante numerosos paneles interpretativos las distintas especies de flora que nos rodean y los usos que tradicionalmente se les daba en el valle.

Ganaremos altura de forma cómoda disfrutando a la vez de espléndidas vistas del valle. El sendero, perfectamente marcado y limpio, nos va dejando panorámicas de las bordas y del barranco de La Poma, de la Peña Cuezo, del Tozal de Igüerra y de la zona donde asienta el mirador de la Cruz de Puyadase

Descendiendo al Puen del Molín. Al fondo, el Montó
En ocasiones el camino se aproxima a la vertical del Zinqueta en tramos protegidos con vallas de madera desde donde contemplaremos más de cerca las cristalinas y sonoras aguas del río.

Un pequeño torrente atraviesa el sendero (1270 metros) antes de rodearnos de esbeltos y musgosos muros de piedra que separan verdes campos de labor. Llegaremos a la cota máxima (1310 metros) con grandes vistas hacia el macizo de Cotiella.

Cruzaremos una segunda torrentera (1280 metros) y pasaremos junto a una bonita fuente antes de descender entre quejigos y por un firme más pedregoso hacia el Puen del Molín o de la Fondería (1270 metros), divisando el pico Montó al fondo.

El Zinqueta a la altura del Puen del Molín
Tras 45 minutos de camino enlazaremos con la pista que continúa hacia las bordas y el refugio de Viadós por el GR-19, la cual tomaremos hacia la izquierda según salgamos del sendero para comenzar a cerrar la circular.

Cruzaremos el puente junto al antiguo molino y fundición y veremos las indicaciones hacia el Puen Micalé, correspondiente al segundo tramo del sendero S-7 hacia Viadós. Nosotros omitiremos esta desviación y seguiremos hacia Gistaín por el GR-19 y el Camino de Santiago

Cruce de direcciones en el Puen del Molín
Pasaremos por La Sarra de Chistén y su antigua pero conservada serrería (1260 metros) y, entre campos y bordas, algunas conservadas y otras en ruinas, iremos ganándole metros a la pista.

Dejaremos a la derecha los desvíos hacia Gistaín y la ermita de San Fabián antes de que la pista cruce el barranco de La Poma (1230 metros).

Poco antes de llegar a la carretera que comunica San Juan de Plan y Gistaín dejaremos a la derecha el GR, que asciende hacia este último evitando las lazadas de la carretera.

Bordas y campos de la ribera del Zinqueta
Ya en el asfalto, seguiremos en descenso hacia San Juan de Plan para llegar, en unos minutos, al aparcamiento donde nos habíamos puesto a caminar.

Ruta circular de 4 kilómetros de distancia con un desnivel positivo de 120 metros realizada en una hora y cuarto de camino. Ideal para realizar con niños en cualquier época del año.

Track de Wikiloc aquí.

Sigue nuestros vídeos en nuestro Canal de Youtube.

Sigue nuestra amplia galería fotográfica en Pinterest. Todas las fotos de nuestras rutas se encuentran aquí

jueves, 4 de mayo de 2017

De Laspuña a Badaín por El Casal, Ceresa y el río Cinca

Curso del río Cinca y Punta Lierga
Esta semana os hablamos de una interesante circular en la que visitaremos los pueblos de Laspuña, El Casal, Ceresa y Badaín, localizados en la izquierda orográfica del río Cinca a los pies de las peñas Montañesadel Solano y de Punta Lierga.

Larga en distancia pero sencilla en dificultad, es una ruta en la que disfrutaremos de amplias panorámicas sobrarbenses que engloban una buena parte de los emblemas del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Laspuña. Ermita de San Andrés
Dos senderos componen este itinerario. En la primera parte del recorrido, seguiremos el PR-HU-138 pasando por los mencionados caseríos y, en la segunda, seguiremos el GR-19 junto a la margen izquierda del Cinca hasta regresar al lugar de partida.

El punto de inicio se encuentra en el pueblo de Laspuña (715 metros). Junto al parking público ubicado en su núcleo urbano, encontramos señales de madera que indican el GR-19 hacia la ermita de la Fuensanta, Araguás y Aínsa, y el PR-HU-138 hacia Ceresa y Badaín.

Ceresa. Iglesia de Santiago
Seguiremos unos metros estas indicaciones hasta encontrar el cruce que separa ambos senderos, desviándonos a la izquierda por el PR dejando a la derecha la pista por la que continúa el GR-19 y el Camino de Santiago.

El PR discurre entre casas y muros de piedra hasta que sale de Laspuña en dirección este, coincidiendo parte de su trazado con el de un pequeño barranco que apenas lleva agua.

En pocos minutos llegaremos a un abrevadero, desde donde se dejan ver las peñas Montañesa y del Solano así como el despoblado de Muro de Bellós en una atalaya sobre Escalona y el río Cinca.

Ceresa y Peña Montañesa
Este agradable sendero se rodea de boj, robles, carrascas y cuidados muros en dirección a la bonita ermita románica de San Andrés, con un ábside muy bien conservado junto al que hay una fuente donde poder coger agua.

El PR continúa entre verdes campos y enlaza con una pista (770 metros), por la que caminaremos hasta salir a la estrecha carretera que se dirige a El Casal y Ceresa (860 metros).

Poco a poco las vistas se van abriendo hacia el Castillo Mayor y la Garganta de Escuaín, los Sestrales, el Bramapán, Nabaín, las Treserols y la sierra d’as Zucas, divisando además los pueblos de Tella, Puértolas, Santa María y el despoblado de Morillo de San Pietro en la cuenca del río Yesa

Ermita de San Pelay. Al fondo, Nabaín
En media hora de camino habremos llegado a El Casal (870 metros) y, siguiendo el asfalto, en escasos minutos estaremos en Ceresa (890 metros), donde se encuentra el Centro de Interpretación de la Vida Natural y Actividades Tradicionales

Este centro cerca al visitante a descubrir los modos de vida tradicionales con utensilios recuperados de las casas y bordas de Ceresa y Laspuña.

En la entrada del pueblo encontramos una pista de acceso restringido que se dirige al Tozal de los Pozos y a La Collada que coincide con la ruta 10 de la BTT Sobrarbe.

Castillo Mayor, Treserols y Tres Marías
En este caserío destaca la pequeña iglesia de Santiago (s. XVI), con muros de piedra y tejado de losa. Data, según la fecha que aparece en la puerta, de 1603. En su patio delantero se encuentra el cementerio y su interior está decorado con pinturas murales del siglo XIX. 

Metros después de pasar la iglesia, junto a una mesa de piedra, el PR callejea para salir del pueblo y dirigirse a Badaín por el antiguo camino del Trestallo. Estaremos atentos a sus marcas amarillas y blancas para enlazar con una pista al norte del núcleo.

Sestrales, Bramapán y Puértolas
Seguiremos esta pista unos metros hasta comenzar a ascender por una zona de conglomerados bien balizada con estacas de madera hacia los restos de la ermita de San Pelay (970 metros), a la que llegamos en una hora.

Enclavada sobre un tozal dominando gran parte del Sobrarbe, se trata de un edificio religioso-militar de estilo románico lombardo que realizaba funciones de vigilancia del camino real hacia el Monasterio de San Victorián. Parte de sus piedras fueron utilizadas para construir la escuela de Ceresa en 1930.

Puntas Fulsa y Suelza
Siguiendo el PR, ahora por pista, van apareciendo las Tres Marías y las puntas Suelza y Fulsa al norte y la sierra de Guara con el Tozal y el Cabezo al sur. 

La pista cruza una pequeña barranquera antes de encontrarnos una estaca de madera que indica un sendero que desciende de forma momentánea por una zona de afiladas lajas de pizarra (935 metros).

Tella, el Portillón, el Mallo Gran y Peña Altura
Apenas 400 metros después, el sendero desemboca en otra pista a la altura de un comedero de buitres (920 metros) donde seguiremos las indicaciones hacia Badaín y Lafortunada.

Antes de llegar a las 2 horas de camino encontraremos una bifurcación de pistas (980 metros) siguiendo por la de la derecha, la cual vira al este bordeando el Tozal de la Cruz para comenzar a divisar la Punta Lierga y parte del macizo de Cotiella.

Badaín y Punta Lierga
El PR-HU-138 dejará la pista para comenzar a descender hacia Badaín por un sendero que se adentra en un espeso y fresco pinar. Poco a poco iremos perdiendo altura con mayor rapidez, pasando por debajo de la línea de alta tensión de la central eléctrica de Lafortunada.

Ya con visión del pueblo, enlazaremos brevemente con otra pista (780 metros) que acortaremos en un par de ocasiones por atajos bien balizados hasta llegar al puente sobre el río Irués, cuyas aguas emergen del macizo de Cotiella por la surgencia del Chorro Fornos.

Lafortunada y río Cinca
En este punto el PR-HU-138 enlaza con el GR-19 (685 metros), que seguiremos hacia Badaín. Cruzaremos el puente y llegaremos a la carretera, donde el GR continúa hacia Lafortunada y Tella. 

Nosotros ascenderemos al pequeño caserío (725 metros) y repondremos fuerzas junto a la iglesia de Santa María tras poco más de 2 horas y media de camino.

Esta iglesia de origen románico sufrió una profunda remodelación en el siglo XVI que incluyó la torre que destaca sobre el resto del conjunto. Podemos acceder al interior ya que la puerta siempre se encuentra abierta.

Badaín. Iglesia de Santa María
Tras ello, comenzaremos el regreso a Laspuña. Hemos de descender de nuevo al puente y seguir el GR-19 por la margen izquierda del Irués siguiendo la ruta 8 de la BTT Zona Zero, con buenas vistas de Badaín y de Punta Lierga.

En pocos minutos llegaremos al mirador de Badaín (690 metros), donde el río Irués vierte sus cristalinas aguas al amansado Cinca junto al pequeño embalse de Laspuña.

El sendero va alternando pequeñas subidas y bajadas a medida que vamos recorriendo la margen izquierda del Cinca entre un bosque mixto de pinos, hayas, robles y boj, salpicados por algún ejemplar de arce.

El GR-19 por el embalse de Laspuña
Las turquesas aguas del Cinca y la frondosidad del bosque hacen muy agradable el caminar llegando a la presa del embalse (680 metros) en menos de media hora desde Badaín.

A medida que vamos contorneando la orilla del Cinca aparecen de nuevo el Castillo Mayor y Puértolas, la sierra d’as Zucas, el Puntón de las Brujas y el Portillón de Tella, así como numerosas y accesibles pozas que invitan al baño. 

Por la margen derecha del río discurre la carretera Aínsa-Bielsa, observando el pequeño núcleo de Hospital de Tella antes de adentrarnos en el precioso pinar de Pallaruelo. El GR nos desvía levemente para contemplar las azuladas aguas del río y tener visión del Mesón de Puértolas en la vertiente opuesta.

Río Cinca
El sendero se va ensanchando hasta convertirse en una pista que ya no abandonaremos hasta llegar al puente de Laspuña. Al vadear los barrancos de Biembro y Paliecho encontraremos los restos de un puente de piedra (620 metros) y comenzaremos de nuevo a contemplar las Treserols y los Sestrales.

Llegados al puente de Laspuña (615 metros), seguiremos por carretera el GR-19 hasta entrar en el pueblo por los antiguos lavaderos, dejando las indicaciones de la BTT Sobrarbe hacia el Cajón de Araguás y el PR-HU-40 hacia Escalona.

Río Cinca, Sestrales, Treserols y Castillo Mayor
Pasaremos por la iglesia de la Virgen de los Dolores (s. XVI) ubicada en la Plaza Mayor y llegaremos al parking desde donde habíamos comenzado a caminar tras algo más de 2 horas y media desde Badaín.

En Laspuña podemos visitar el Museo de las Nabatas y la Madera, localizado en el Ayuntamiento. Se trata de una exposición permanente de herramientas utilizadas en la explotación de la madera y de maquetas del medio de transporte en el que ésta se transportaba con sufrimiento hasta tierra baja.

Laspuña y Peña Montañesa
Ruta circular de 19 kilómetros con un desnivel positivo aproximado de 550 metros realizada en menos de 5 horas y media.

Track de Wikiloc aquí.

Sigue nuestros vídeos en nuestro Canal de Youtube.

Sigue nuestra amplia galería fotográfica en Pinterest. Todas las fotos de nuestras rutas se encuentran aquí.

jueves, 27 de abril de 2017

De Villanúa a Cenarbe por el viaducto de San Juan

Cenarbe. Iglesia de San Pedro
Esta semana regresamos a la Jacetania para visitar lo poco que queda de Cenarbe, un despoblado expropiado en la década de los 50 por el Patrimonio Forestal con motivo de la construcción del embalse de Yesa.

Un sencillo y agradable paseo circular que nos sorprenderá por la variedad de puntos de interés que nos vamos a ir encontrando a lo largo de sus 14 kilómetros.

Nos desplazamos hasta Villanúa (945 metros), núcleo que se encuentra dentro de lo que fue el glaciar del valle del Aragón, cuya morrena principal se localizaba donde actualmente se ubica Castiello de Jaca

Collarada y los Campaniles
La ruta se inicia en las afueras del pueblo y sigue la estrecha carretera que se dirige al cementerio por el Camino de Orbil, paralelos a la margen izquierda del río Aragón

Rodeados de campos de cultivo, caminaremos de forma cómoda por el GR-65.3.1 y el Camino de Santiago en dirección a Castiello de Jaca, teniendo a nuestra espalda vistas fabulosas de los picos Collarada, Collaradeta y de Los Campaniles

Pasaremos por un antiguo vertedero sellado ubicado unos metros antes de un panel explicativo sobre la formación del valle del Aragón que señala diversos puntos como la modesta sierra Carrascala y la Punta la Rapeda

Viaducto de San Juan con Collarada al fondo
Poco después, dejaremos a la izquierda el sendero de las Espetreras y seguiremos por la carretera con visión del pueblo de Aratorés y de la sierra de los Ángeles

Poco a poco el valle se va abriendo al norte, divisando la zona de Tortiellas, los Lecherines y el pico de La Raca, que cierra por el sur el circo de Astún

En pocos minutos llegaremos al cementerio (955 metros), donde el asfalto da paso a una pista de tierra por la que deberemos de continuar. 

Ermita de San Juan de Izuel
Dejaremos a la derecha el desvío al Campamento Cheso y el Camino viejo de Orbil para seguir por el marcado GR y el Camino de Santiago.

Tras pasar junto a una placa que señaliza una fuente llegaremos a una bifurcación sin señalizar (960 metros), en la que continuaremos por el camino principal. Metros después, volveremos a obviar las indicaciones que conducen al camino viejo de Orbil.

Pasaremos por una explotación ganadera, momento en el que la pista se retuerce en una curva. En un nuevo cruce seguiremos por la pista principal (935 metros), comenzando a divisar la silueta de la Peña Oroel.

Interior de la ermita de San Juan de Izuel
Tras 45 minutos de camino, enlazaremos con el GR-15 en dirección a Acumuer y la ermita de Santa María de Iguácel, dejando el GR-65.3.1 y el Camino de Santiago que continúan hacia Castiello de Jaca. Ya observamos la cresta de los Bacún y el cordal que finaliza en la Punta Canals.

Este nuevo GR nos conduce al viaducto de San Juan (960 metros), conocido popularmente como viaducto de Cenarbe, una de las obras arquitectónicas más relevantes que fue necesario construir para la línea internacional Pau-Canfranc-Zaragoza

Entre pinos de repoblación
La calidad de su construcción y su estratégica funcionalidad le hicieron una pieza determinante en el complejo trayecto que hubo que trazar para superar la abrupta orografía del valle.

Se inauguró en 1916 y se sitúa después de un túnel helicoidal construido para que el Canfranero ganase altura antes de encarar el tramo más complicado de esta mítica línea ferroviaria.

Fuente de Cenarbe
Nosotros seguiremos por la pista, pasando una barrera que impide el paso de vehículos a motor para llegar, en 20 minutos, a la ermita de San Juan de Izuel (1010 metros), el único resto que ha pervivido del antiguo poblado de Izuel (s. XIII), en cuyo interior encontramos pinturas murales.

Poco después de la ermita, dejaremos el GR-15 a la derecha y seguiremos la pista ganando altura por el interior de un pinar de repoblación, con una visión ya lejana del viaducto de San Juan y del valle del Aragón.

Viaducto de San Juan y Aratorés
Tras media hora comenzaremos a ver, en lo alto de una loma, la maltrecha torre de la iglesia de Cenarbe. Junto a la pista veremos su bonita fuente y seguiremos hasta llegar, en menos de 2 horas, al silencio y las ruinas del pueblo (1180 metros).

Lo único que se mantiene en pie es la iglesia románica de San Pedro (s. XII), con numerosas modificaciones posteriores. La encontramos con grandes grietas en sus muros, con el tejado hundido y con una torre defensiva que tiene los días contados.

Cenarbe. Iglesia de San Pedro
Desde 2012 la iglesia se encuentra incluida en la lista roja de la Asociación Hispania Nostra, que recoge aquellos elementos del patrimonio histórico español que se encuentran en peligro de desaparición.

Cenarbe fue un pueblo ganadero y agrícola que rondó los 200 habitantes en su máximo histórico a principios del siglo XX hasta que fue despoblado a mediados de los años 60.

Sus tierras se repoblaron de pinos con la idea de frenar la erosión de este y el anexo valle de la Garcipollera y así evitar la posible colmatación del vaso del embalse de Yesa. 

Cenarbe. Interior de la iglesia de San Pedro
Sus casas fueron dinamitadas en los años 80 para evitar que el ganado entrara en ellas. Y quien sabe si para facilitar su expolio o para evitar cualquier posible reivindicación futura de los vecinos respecto a sus propiedades.

Por el PR-HU-2.1, que sale detrás de la iglesia e inicialmente vestido por la vegetación, comenzaremos el regreso hacia Villanúa. Rodeados de boj y retirando alguna zarza, iremos avanzando entre antiguos bancales de cultivo y muros de piedra que resisten a duras penas el paso del tiempo.

Entre robles de regreso a Villanúa
Un sendero tradicional muy frecuentado antaño por los vecinos de Cenarbe en el que van a ir apareciendo algunos ejemplares de roble y carrasca en una vegetación donde predomina el pino.

En ocasiones, el sendero se encuentra empedrado a modo de calzada. Con un leve descenso llegaremos una zona árida donde la erosión ha modelado una zona de afiladas calizas por donde bajan un par de barranqueras (1125 metros).

Pasaremos por un pequeño robledal, oteando las últimas vistas del despoblado de Cenarbe antes de llegar, en 40 minutos, a un cortafuegos (1220 metros), punto más elevado de la ruta.

Dolmen de Diez Campanas
A partir de aquí el PR-HU-2.1 comienza el descenso por el interior un bosque dominado por el pino, el boj y alguna pequeña masa de erizón disfrutando de una buena panorámica del valle hasta enlazar, en 20 minutos, con una pista (1120 metros) que seguiremos en dirección norte.

Escasos metros después, veremos que el PR deja la pista y sigue descendiendo por la izquierda. De forma momentánea, abandonaremos este PR y seguiremos por la pista para visitar el cercano dolmen megalítico de Diez Campanas (1135 metros).

Tortiellas y pico Lecherín
Su nombre se debe a que, según dicen, desde su posición se escuchaban las campanas de las iglesias de 10 pueblos distintos. 

Tenemos la opción de acercarnos a los prados de Diez Campanas o seguir descendiendo, ahora por el PR-HU-2, hacia Villanúa. Pasaremos por una fuente, cruzaremos la vía del Canfranero (1060 metros) y, tras una hora y media desde Cenarbe, estaremos de vuelta en el pueblo.

Finalizando la ruta en Villanúa
Ruta circular de 14’5 kilómetros con un desnivel positivo de 450 metros realizada en menos de 3 horas y media sin contar paradas.

Track de Wikiloc aquí.

Sigue nuestros vídeos en nuestro Canal de Youtube.

Sigue nuestra amplia galería fotográfica en Pinterest. Todas las fotos de nuestras rutas se encuentran aquí.